La madera  y el inconfundible rojo Coca-Cola son el rasgo estético más característico de las sillas Wedge que hemos aportado a las oficinas centrales de la marca de refrescos en Madrid. Este diseño de Marcel Sigel se define por la cuña triangular (‘wedge’ en inglés) que conecta respaldo, asiento y patas y que da nombre a colección.