¿Somos conscientes de la calidez que transmite a nuestro entorno un buen diseño de mueble? ¿Disfrutamos con el tacto de la madera? ¿Nos gusta la tonalidad de las superficies? ¿Qué apreciamos más, la funcionalidad o la combinación de texturas y materiales? Para Vicent Martínez, la madera es una emoción, el alma de los muebles. Y así lo explica cuando hablamos de Libris System, su último producto para Capdell.

Una mesa que se presenta con multitud de opciones. Puede ser individual, operativa, compartida o de reuniones… Y puede ser usada tanto en el hogar como en otros espacios como lugar de formación, educación, en bibliotecas y también en gastro-bares y restaurantes. Conversamos con él acerca de su inspiración, su proceso de trabajo y la completa funcionalidad de sus diseños-

– ¿Cómo empieza a narrarse la historia de Libris System?

– La firma Capdell me llamó para hacer de mago. Querían que consiguiese que la gente se emocionara, vibrara con un nuevo producto. Y lo cierto es que en mi trayectoria profesional ya he ejercido muchas veces de mago. Lo he conseguido creando productos que se transformaban, que generaban sorpresa. Productos que también requerían de la participación del usuario, de su complicidad en el manejo debido a sus dobles usos, a su capacidad de transformación. Productos que tenían que emocionar.

– ¿Cuál era la necesidad?

Capdell requería una mesa extensible. Pero, en su lugar, diseñé una mesa desplegable.

– ¿En qué te inspiraste?

Tenía en mente un tipo de mesa con bisagras. Y, como ese elemento me molestaba, me acordé de los libros, de la manera en que se abren y se encuadernan. Por eso, en la mesa Libris desplegable, encuaderné las tapas con un lomo de fibra de carbono, lo que aportaba limpieza y la capacidad de incorporar tecnología.

Capdell tiene un vínculo muy especial con la madera…

Así es. El trabajo en madera de Capdell emociona. En el caso de la Libris System, pude asistir al desarrollo de la mesa y percibí que los trabajadores que participaban en el proceso, lo sentían y vivían como si fueran antiguos artesanos. Experimentaban el placer de trabajar la madera como algo propio, como un medio transmisor de sus propias emociones.

20190701-CPD-Vicent-Martinez-07

¿Y cómo siguió tu proceso creativo?

Cuando pensé en la posibilidad de extender la madera, descubrí que quedaba a ka vista sus interioridades. En mis primeros bocetos, preveía que en los bajos de las mesas quedasen espacios para poder depositar objetos, dependiendo del uso. Por ejemplo, si la mesa se empleaba en un hogar, esos espacios inferiores podrían albergar manteles, platos, etcétera. A partir de ahí, les propuse que la mesa pudiera crecer, que pensaran en mesas fijas encadenadas, de manera que con los pies de la mesa  pudieran crear un espacio continuo. Y así la mesa podría crecer siendo una mesa cienpiés. De manera que la mesa podría alargarse indefinidamente.

– ¿Capdell te hizo alguna sugerencia?

La firma me sugirió que adaptara la mesa para que incorporar electrificación e incluí esa opción sobre la misma estructura. Por lo que ahora en el diseño final la mesa facilita la incorporación de lámparas, que se integran en la bandeja central y que también pueden cambiar de posición. La mesa, en cada uno de sus tamaños, también permite la toma de datos. En una bandeja de alumnio encajada entre sus bancadas quedan ocultos todos los accesorios y conexiones.

20190701-CPD-Vicent-Martinez-08

– ¿Dirías que Libris System incorpora esa Wood vibrations de Capdell? ¿Crees que tiene alma?

Totalmente. Es una mesa muy funcional pero encantadora por la sorpresa que nos ofrecen los bajos, al disponer también de piezas adaptables para poder colgar bolsos. Y si nos referimos a su superficie, permite depositar un sinfín de objetos, desde plantas a iluminación,… de manera que esa misma mesa nos sirve para muchos espacios: un gastrobar, una biblioteca, un despacho…

– Una mesa que, inicialmente, nace diseñada para el hogar. Que cuenta con la calurosidad de las mesas de hogar… pero que ha adquirido mucha más vida…

Así es pues ofrece muchos más usos y para muchos y variados proyectos contract. Esta mesa recoge el espíritu de Capdell, basado en el mimo con el que tratan a la madera. Y así es como se muestra, con esa rotundidad y contundencia. En esta versión disponemos de mesas desde 120 cms, que podemos hacer crecer sin límite y con continuidad. ¿Es o no es magia?. Misión cumplida.