El proyecto de la Casa Madrigal del arquitecto Ramón Esteve conjuga dos rasgos característicos: las líneas rectas que derivan de las estructuras que enmarcan cada estancia y el uso de materiales en su estado natural como la madera, la piedra y el hormigón, que dan a toda la vivienda un tono neutro y natural.

Los taburetes de la colección Concord de Capdell han sido los escogidos por el equipo de Ramón Esteve por responder a esos dos principios tanto por su diseño sobrio y de ángulos rectos como por la elección del tapizado en color hueso y la estructura de madera.

Los tonos grises de la piedra natural y del hormigón blanco contrastan con la calidez de la madera utilizada en elementos esenciales del diseño y encuentran continuidad en la base de los taburetes Concord, elaborada en madera de haya.